¿Cómo usar unas medias de compresión? Consejos para ponértelas
Las medias de compresión juegan un rol importante en el manejo de desórdenes linfáticos o venosos. Sin embargo, las prendas de compresión varían mucho en términos de diseño, tela y textura. Y, por lo tanto, mientras que algunas medias de compresión son fáciles de poner, otras no lo son tanto.
Los profesionales de la salud usualmente apoyan a sus pacientes para que puedan ponerse y quitarse con facilidad las medias de compresión que les han sido prescritas. Sin embargo, poner y quitar estas prendas puede representar un desafío, debido a características personales (edad, fortaleza, otras condiciones físicas) y/o factores específicos de las prendas (diseño, tela, textura).
Dado que ponerse y quitarse las medias de compresión correctamente es esencial para su éxito, JOBST ha reunido algunos consejos prácticos, que pueden ayudarte a que esta nueva rutina sea un poco más fácil.
Correcta selección y ajuste de la prenda
La parte del cuerpo que necesita compresión debe ser examinada y medida con exactitud, para garantizar una selección correcta del tipo de compresión, tejido y talla. Las prendas de compresión deben sentirse firmes, de apoyo, y deben permanecer en su lugar durante el uso. Si las medias de compresión no están bien ajustadas, pueden correrse, enrollarse o bajarse, causando incomodidad y/o reducción de su efectividad. También pueden provocar que las medias de compresión sean demasiado fáciles o completamente imposibles de poner.Para mayor información, ver GUIA DE MEDIDAS JOBST®.
Preparación de piel y uñas
La piel debe estar limpia, en buenas condiciones, hidratada y completamente seca antes de ponerse las medias de compresión. Esto permitirá que se puedan poner de forma más fácil y segura. En el caso de heridas o piernas con ulceras venosas, será el profesional de salud el que deberá indicar cómo usar las prendas de compresión correctamente, acorde a las circunstancias particulares de cada caso.

Hay que tomar en cuenta que el uso regular de productos para el cuidado de la piel con base aceitosa (emolientes) puede dañar el efecto de compresión de la tela. Por favor, consulta a tu profesional de la salud acerca del uso de productos para el cuidado de la piel, de manera que sean compatibles con tu terapia de compresión. Las uñas de los pies y de las manos deben ser cortadas a un largo adecuado para ponerse y quitarse fácilmente las medias de compresión, evitando daños a la tela que puedan reducir su calidad y efectividad.
Ayuda para ponerse las prendas de compresión
Referencias: Lymphoedema Framework. Best Practice for the Management of Lymphoedema. International consensus. London: MEP Ltd, 2006. Wounds UK Best Practice Statement (2015) Compression hosiery (2.a edición). London: Wounds UK. Disponible para descargar en: www.wounds-uk.com.